martes, 14 de febrero de 2017

Comer granos integrales o enteros podría evitar que engordes

Comer granos integrales o enteros podría evitar que engordes

Un estudio encontró que empezar a consumir alimentos con más fibra reduce la absorción de las calorías y mejora la tasa metabólica.



Los granos integrales parecen reducir la cantidad de calorías que absorbe el cuerpo durante la digestión y acelerar el metabolismo, explicó el autor del estudio, J. Philip Karl, científico de la nutrición que realizó la investigación cuando era un estudiante de doctorado en nutrición en la Universidad de Tufts, en Boston, según consigna HealthDay.
Aunque otros estudios han encontrado que las personas que comen granos integrales son más delgadas y tienen menos grasa corporal que las que no, Karl afirmó que ha sido difícil separar los efectos de los granos integrales del ejercicio regular y una dieta más saludable en general.
Así que, para el nuevo estudio, "controlamos estrictamente la dieta. No les dejamos que perdieran peso", dijo.
Los investigadores lo lograron al localizar las necesidades calóricas específicas de cada uno de los 81 hombres y mujeres del estudio, de 40 a 65 años de edad.

Durante las primeras dos semanas del estudio, todos comieron el mismo tipo de alimento y los investigadores computaron las necesidades calóricas individuales para mantener su peso. Luego, asignaron aleatoriamente a las personas a comer una dieta con granos integrales o con granos refinados.
Se dijo a los hombres y las mujeres que comieran solamente la comida proporcionada y que siguieran con su actividad habitual.
Los que siguieron la dieta de granos integrales absorbieron menos calorías y produjeron más heces. Su tasa metabólica en reposo (las calorías quemadas cuando descansaban) también fue mayor. Se cree que el contenido de fibra de los alimentos con granos integrales, aproximadamente el doble que el de los alimentos con granos refinados, juega un papel importante en esos resultados, dijo Karl.
"El déficit de energía en los que comieron los granos integrales, en comparación con los que comieron granos refinados, sería equivalente a las calorías que alguien quemaría si tuviera que andar aproximadamente una milla (1.6 km) en aproximadamente 20 o 30 minutos", dijo. Pero el estudio no demostró que los granos integrales provocaran la pérdida de peso.
"No sabemos si a largo plazo esto se traduciría en una pérdida de peso", dijo Karl, aunque su equipo sospecha que sí. "Esto se traduciría en unas 5 libras (2,2 kg) al año", estimó Karl.
El estudio es sólido, apuntó Connie Diekman, directora de nutrición universitaria en la Universidad de Washington en St. Louis luego de ser consultada.
"Da una buena evidencia de que el consumo de granos integrales es una parte importante en un plan de alimentación saludable", señaló Diekman. El estudio documenta cómo contribuyen los granos integrales al sentimiento de saciedad y parecen aumentar el metabolismo, añadió.
"El estudio duró poco y fue algo limitado en cuanto a la diversidad de la población, pero el resultado es una recomendación positiva sobre la alimentación de la que cualquiera se podría beneficiar", señaló.
online de la revista American Journal of Clinical Nutrition.
En una investigación relacionada en la misma edición de la revista, el mismo grupo de investigadores encontró que las personas que comían granos integrales experimentaron mejoras modestas en el entorno intestinal y en ciertas respuestas inmunitarias. La ingesta de granos integrales también se ha asociado con un riesgo más bajo de enfermedad cardiaca, diabetes tipo 2 y algunos cánceres, indicaron los investigadores.
Al comprar granos integrales hay que fijarse en la etiqueta si son "100 por ciento granos integrales", indicó Karl. "Solo porque algo se haga con granos integrales no significa que contenga muchos", explicó. "Observe y vea si el primer ingrediente es un grano integral, y un 100 por ciento" completó.

jueves, 29 de diciembre de 2016

Fallece Joaquín Leite



Acaba de fallecer en Montevideo el Prof. Joaquín Leite, profesor nuestro en el Preparatorio Libre para el ingreso al ISEF.
Joaquín fue colaborador de este modesto blog y defensor de la educación física popular desde todas sus posiciones, entre otras como dirigente de la Asociación de profesores de educación física del Uruguay.
No tenemos palabras para expresar nuestra pena por su partida.

Ricardo Ferré

miércoles, 28 de diciembre de 2016

La lucha contra el colesterol

BUENOS ALIADOS

Fitoesteroles: claves en la lucha contra el colesterol

Además de llevar una dieta sana y practicar ejercicio físico, es posible combatir el colesterol consumiendo esta clase de compuestos vegetales.


Mucho se ha hablado sobre el colesterol, y su incidencia en la salud de nuestro corazón y arterias. Según afirma la Lic. Noé Barrera, integrante del Departamento de Nutrición de Clínica Diquecito, en la actualidad podemos utilizar nuevas herramientas para batallar contra el colesterol y todas sus implicancias. Una de ellas es la incorporación a nuestra dieta de ciertos alimentos nutracéuticos llamados ¨fitoesteroles¨ o ¨fitoestanoles¨".

¿Qué son los "fitoesteroles"?
Son compuestos de origen vegetal con estructura similar a la del colesterol, pero contando con menor absorción por parte del intestino. Sus beneficios son muy grandes, y se recomienda incluir en nuestra dieta diaria entre 1 y 3 gramos al día.

Beneficios de los fitoesteroles:

- Impiden competitivamente la absorción intestinal de colesterol.
- Disminuyen la inclusión del colesterol en las células intestinales.
- Estimulan la expulsión del colesterol desde las células intestinales hacia la luz intestinal, evitando su transporte a la sangre.

"La acción conjunta de los esteroles o estanoles sobre estos mecanismos produce una disminución del colesterol total en sangre y del colesterol-ldl (malo), sin modificar los niveles del colesterol-hdl (protector). El efecto de estos agentes y sus derivados ha motivado a diferentes empresas a desarrollar productos enriquecidos con estos esteroles vegetales", explica La Lic. Noé Barrera.

¿Dónde se encuentran?
- Vegetales de color verde: lechuga, acelga, espinaca, brócoli, pepinos.
- Vegetales de color amarillo o anaranjados: zanahoria, zapallo, choclo.
- Frutas secas: nueces, almendras, avellanas, maní.
- Semillas: chia, amaranto, quinoa, de girasol, de amapola, de calabaza.
- Legumbres: lentejas, garbanzos, soja, porotos (blancos y negros), arvejas secas alubias, humus.
- Cereales integrales: trigo, avena, cebada, centeno, arroz, sus granos y harinas en versiones integrales salvadas y/o cascarilladas.
- Aceites: puros de una sola semilla y/o fruto, de oliva (especialmente el extravirgen), de palma, de soja, de colza (o de Canola: siglas de Canadian Oil Low Acid), de semilla de calabaza, de maíz, de girasol, de cártamo, de cacahuete (o maní), de semilla de uva, de sésamo, de argán, de salvado de arroz.

Montevideo Portal

sábado, 24 de diciembre de 2016

Los 15 principios de María Montessori para educar niños felices





Como siempre ocurre en materia educativa, hay fieles defensores y agudos detractores de la pedagogía que enunció Maria Montessori en su momento. Muchos afirman que a día de hoy la enseñanza, tal y como está estructurada, no ve como viable la metodología que introdujo la célebre educadora italiana de finales del siglo XIX y principios del XX.


Para ella, la escuela no es un espacio destinado únicamente a que un maestro o un profesor trasmita conocimientos de forma directiva, Montessori, defendía ante todo que el propio niño desarrollara sus capacidades de una forma más libre a partir de un material didáctico especializado.


Las aulas tenían alumnos de diferentes edades, ahí donde los propios niños eran libres de elegir el material a trabajar, y de ampliar sus habilidades de forma más autónoma. Eran ellos quienes marcaban su velocidad de aprendizaje según sus particularidades, envueltos siempre en un contexto menos rígido, donde las pizarras dejaban de tener tanta importancia, y donde los niños tenían libertad de movimiento en el aula.

La perspectiva pedagógica de María Montessori tuvo un impacto mundial, y renovó muchos de los cimientos educativos mantenidos hasta entonces, hasta el punto de “chocar” bastante con esos sectores más conservadores y clásicos de la enseñanza.

A día de hoy, este método donde se enfatiza ante todo la libertad de aprendizaje y la responsabilidad del propio alumno en su proceso de adquisición de contenidos, no se aprecia en la mayoría de los centros. Podemos encontrarlo eso sí, en algunos colegios de línea privada donde se trabajan muchas de estas interesantes estrategias.
No obstante, tanto la pedagogía de la libertad de Montessori como la de la esperanza que formuló Paulo Freire en su momento, no vertebran demasiados pilares de nuestra educación actual (No al menos en muchos países).
Ahora bien, llegado a este punto puede que te preguntes ¿Dónde quedaba entonces el papel de las madres y los padres en la enseñanza de sus hijos? ¿Era importante? Era, ES, vital. El apoyo, la orientación y el cuidado de los padres es fundamental para educar niños felices, adultos autónomos y buenas personas el día de mañana.

Aquí de dejamos 15 de esos principios que enunció en su momento María Montessori, y que seguro te serán de ayuda.


Los mandamientos de María Montessori para los padres y madres

La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle.
María Montessori
Recuerda siempre que los niños aprenden de lo que les rodea. Sé su mejor modelo.
Si criticas mucho a tu hijo, lo primero que aprenderá es a juzgar.
En cambio, si lo elogias con regularidad, él aprenderá a valorar.
¿Qué ocurre si le muestras hostilidad al niño? él aprenderá a pelear.
Si se ridiculiza al niño de modo habitual, será una persona tímida.
Ayuda a que tu hijo crezca sintiéndose seguro a cada instante, será entonces cuando aprenda a confiar en los demás.
Si desprecias a tu hijo niño con frecuencia, se desarrollará un sentimiento muy negativo de culpa.
Propicia que tu hijo vea que sus ideas y opiniones son siempre aceptadas, con ello conseguimos que se sientan bien ellos mismos.
Si el niño vive en una atmósfera donde se siente cuidado, integrado, amado y necesario, aprenderá a encontrar amor en el mundo.
No hables mal de tu niño/a, ni cuando está cerca, ni cuando no lo está.
Concéntrate en que tu hijo está creciendo y desarrollándose de modo óptimo, valora siempre lo de lo bueno del niño de tal manera que no quede nunca lugar para lo malo.
Escucha siempre a tu hijo y respóndele cuando él se acerque a ti con una pregunta o un comentario.
Respeta a tu hijo aunque haya cometido un error. Apóyalo. Lo corregirá ahora o quizá un poco más adelante.
Debes estar dispuesto/a a ayudar a tu niño si busca algo, pero debes también estar dispuesto a permitir que encuentre las cosas por sí solo.
Cuando te dirijas a tu hijo, hazlo siempre de la mejor manera. Ofrécele lo mejor que hay en ti mismo/a.

Cuando un niño se siente seguro de sí mismo, deja entonces de buscar la aprobación de los adultos a cada paso


María Montessori
http://lamenteesmaravillosa.com/los-15-principios-de-maria-montessori-para-educar-ninos-felices/

viernes, 2 de diciembre de 2016

EL CONSUMO DIARIO DE ASPIRINA PREVIENE Y AHORRA








Una investigación calcula que tomar una aspirina de dosis baja por día prevendría 11 casos de enfermedad cardiaca y 4 casos de cáncer por cada mil estadounidenses mayores de 51.


Tomar una aspirina de dosis baja todos los días puede reducir el riesgo de enfermedad cardiaca y cáncer de los estadounidenses mayores, y generar ahorros significativos en el gasto por la atención de la salud, plantea un nuevo estudio.


Según reporta HealthDay, investigadores de la Universidad del Sur de California, usaron datos nacionales para evaluar los beneficios a largo plazo del uso diario de aspirina. Calcularon que tomar una aspirina de dosis baja por día prevendría 11 casos de enfermedad cardiaca y 4 casos de cáncer por cada mil estadounidenses de 51 a 79 años de edad.

"Aunque los beneficios de salud de la aspirina están bien establecidos, pocas personas la toman", dijo el autor líder del estudio, el Dr. David Agus, director fundador y director ejecutivo del Instituto de Medicina Transformadora Lawrence J. Ellison de la universidad.

"Nuestro estudio muestra beneficios múltiples para la salud y una reducción en el gasto por la atención de la salud de esta medida sencilla y de bajo costo, que se debería considerar como una parte estándar de la atención para el paciente adecuado", planteó Agus en un comunicado de prensa de la universidad.

Por ejemplo, el estudio encontró que la esperanza de vida aumentaría en 0.3 años (mayormente sin discapacidades), lo que significa que de mil personas, ocho más llegarían a los 80 años de edad, y tres más a los 100. Se estima que en 2036, 900 mil estadounidenses más estarían vivos, dijeron los investigadores.

Además, el uso diario de aspirina de dosis baja entre los estadounidenses mayores resultaría en un beneficio nacional neto en la salud de US$ 692 mil millones, según el estudio.

"La ironía de nuestros hallazgos es que la aspirina podría ser demasiado barata", dijo el coautor del estudio, Dana Goldman, director del Centro USC Schaeffer de Políticas y Economía de la Salud.

"Apenas un 40 % de los estadounidenses toman aspirina cuando deben, y los proveedores tienen pocos incentivos para hacer que esa cifra aumente, a pesar de los beneficios de salud y los ahorros en atención de la salud obvios", anotó.

"Hasta que averigüemos cómo recompensar a los proveedores, y a los fabricantes, por los resultados a largo plazo, nadie hará nada sobre este problema", lamentó Goldman.

Tampoco es la panacea. El estudio no reveló una reducción significativa en la incidencia del accidente cerebrovascular. También indicó que el sangrado gastrointestinal aumentaría en un 25 % respecto al estado actual. Esto significa que sería probable que dos de cada 63 estadounidenses sufrieran incidentes de sangrado entre los 51 y los 79 años de edad, apuntaron los investigadores.

Los resultados del estudio se publicaron recientemente en la revista PLOS ONE.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

China: Crean una herramienta genética que provoca el 'suicidio' de las células cancerosas



Esta cura genética ya se ha ensayado con éxito en ratones y está lista para ser probada en seres humanos.



foto ilustrativa / pixabay.com
Síguenos en Facebook


Todo sobre este tema
Ciencia
La NASA lanza una sonda para hallar pruebas de vida en un asteroide
¿Carbura el motor del futuro? El propulsor sin combustible EM Drive será probado en el espacio

Científicos especializados en biología molecular de la Universidad de Shenzhen (Cantón, China) han propuesto un nuevo método para luchar contra el cáncer: modificar los genes para que el 'arma' principal de los tumores se dirija contra la propia enfermedad, según la revista 'Nature Methods'.

Según los investigadores, la nueva técnica de modificación de genes CRISPR-Cas9 permite modificar el genoma de una célula tumoral de una forma muy precisa, cortar el ADN y eliminar o insertar elementos dejando las células sanas ilesas.

De este modo, la técnica, considerada como el principal avance científico de 2015, permite convertir la señal de las células que promueve el desarrollo de un tumor en una indicación para que reduzcan su actividad o incluso 'se suiciden', según indica el estudio, que ya ha demostrado su eficacia en ratones.


Leer másCientíficos modifican el genoma humano: ¿El 'arma definitiva' contra el cáncer?Las células eucariotas que poseen animales y plantas viven y mueren por las señales que reciben para regular su expresión génica. Ahora especialistas chinos han logrado manipular esa vía de señalización mediante el sistema CRISPR–Cas9 para regular el 'comportamiento' de determinados genes.



Los resultados obtenidos durante las pruebas en ratones-portadores de estas células reprogramadas han mostrado una drástica disminución de los tumores, a diferencia de lo ocurrido en los animales de control en cuyas células los expertos no habían intervenido.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Miseria y grandeza del deporte

Miseria y grandeza del deporte

Crónica Popular


No es muy frecuente encontrar textos críticos con el deporte. Por ello me han llamado la atención dos libros con los que recientemente he topado: La barbarie deportiva: Crítica de una plaga mundial, de Marc Perelman (ed. Virus 2014, or.: 2012), y Citius, altius, fortius: El libro negro del deporte, de Federico Corriente y Jorge Montero (ed. Pepitas de Calabaza 2011).
Como en tantos otros ámbitos (arte, educación, sanidad…), el sometimiento a la lógica capitalista de la mercancía desvirtúa los fines, principios y valores que originalmente presidían la actividad, en este caso deportiva. Desde sus mismos inicios, “los deportes reproducen las principales características de la organización industrial moderna: reglamentación, especialización, competitividad y maximización del rendimiento”, dicen Corriente y Montero (2011, p. 16); es más, los productos del deporte y la educación física “son fundamentalmente rendimientos y récords, es decir, datos computables, cosas, no relaciones entre las personas”, contraviniendo así una inicial finalidad lúdica al nacer como juegos. El aspecto comercial llega al delirio. La orgía capitalista de los Juegos Olímpicos de Londres, donde llegó a instituirse una policía del lenguaje y la vestimenta, es descrita así por Marc Perelman (2014, pp. 16-17):


“Estaba prohibido desplazarse de otro modo que no fuera calzado con Adidas, consumir otros “alimentos” que no fuesen los de McDonalds, “quitarse la sed” con otra cosa que no fuera Coca-Cola o Heineken o conversar con los amigos sin pasar por Samsung. Los propios términos “Juegos Olímpicos” no se podían utilizar sin el acuerdo previo del COI o sin haber satisfecho el canon requerido. Por consiguiente, ciertos medios se vieron obligados, so pena de multa, a hablar de los “Juegos de Verano” o de los “O Games”. Los plenos poderes que se había arrogado en la práctica el COI se extendían a la protección de los derechos de propiedad intelectual vinculados a los Juegos Olímpicos con el fin de hacerlos respetar y, en caso necesario, de proceder a sanciones penales”.
En un reciente artículo, Marcelo Colussi decía: “el deporte profesional, ya desde hace largas décadas, dejó de ser deporte para transformarse en gran negocio y herramienta de manipulación ideológico-cultural de las grandes mayorías”.

Pero la cosa va más allá: realmente, al deporte institucionalizado le estorba bastante la democracia. Perelman cita al secretario general de la FIFA entre 2007 y 2015, Jérôme Valcke, quien declaró en Brasil: “Voy a decir un disparate [¡y tanto!], pero, a veces [¿por qué cortarse, hombre?], para organizar un Mundial de Fútbol es preferible un nivel menor de democracia. El presidente de la FIFA (1998-2015) y miembro del COI, Sepp Blatter, que por lo visto se corta menos a la hora de decir disparates, apoyó las declaraciones de Valcke, pero añadió de su cosecha que la Copa del Mundo de 1978 en Argentina fue “una forma de reconciliación del público, del pueblo argentino con el sistema, con el sistema político, que en aquella época era un sistema militar” (Perelman, 2011, p. 21). El señor Blatter tuvo que dimitir en 2015 de la presidencia de la FIFA salpicado por casos de corrupción, pero, eso sí, como corresponde a este tipo de personajes, era un gran colaborador en proyectos humanitarios (Aldeas Infantiles-SOS, etc.).
Ciertamente, había deporte antes del capitalismo, pero con éste la conversión en negocio, el dopaje, la corrupción y otros fenómenos asociados llegan al paroxismo. No obstante, quizás tampoco haya que ensañarse con el capitalismo, cuyos problemas para convivir con la democracia son cada vez más inocultables. La catedrática de la Universidad Politécnica de Madrid, Teresa González Aja (2008), especialista en historia del deporte, menciona la caza y la guerra como antecedentes. El ser humano, nos dice, en su lucha por sobrevivir desarrolla estas actividades, que, por supuesto, no están exentas de violencia, al ser su objetivo acabar con la vida, tanto de animales como de seres humanos. Se podrá decir que la caza no era un deporte, sino una necesidad, sigue explicando, pero lo cierto es que una vez cubiertas las necesidades de alimentación, el hombre sigue cazando y convierte esta actividad en una especialidad deportiva. Por otra parte, los torneos y las justas medievales, juegos (o deportes) de lucha duraron siglos.

Por otro lado, la función propagandística del deporte fue enseguida comprendida por los sistemas totalitarios (González Aja, 2002, se extiende en esto). Y no solo propagandística de cara al exterior sino también anestesiante de cara al interior en los países. Y, por supuesto, está la relación entre violencia y deporte, que, desde luego, no ha nacido con los hinchas actuales.
¿Hay otras caras más amables del deporte? Sin duda. Deportistas y movimientos que no se han limitado a ser máquinas cuasiperfectas y que también tenían ideas, valores no funcionales a las dictaduras ni al capitalismo (disculpas por la repetición). No hace mucho, el periodista Quique Peinado publicaba Futbolistas de izquierdas, con una galería de deportistas que no entran en el molde típico.
Acaba de fallecer Muhammad Ali, que se negó a hacer el servicio militar en su país declarando que no estaba dispuesto a matar vietnamitas y que se involucró políticamente, convirtiéndose en un rebelde en su país y en un luchador por los derechos de su pueblo. Su rebelión ayudó a impulsar el Proyecto Olímpico por los Derechos Humanos en 1967, puesto en marcha por una treintena de atletas negros que acudieron a la convocatoria del sociólogo Harry Edwards. El objetivo de este proyecto era denunciar la utilización de los deportistas negros por parte de los Estados Unidos para dar una imagen de armonía e igualdad racial, cuando en realidad eran objeto de crueles discriminaciones y humillaciones. Luther King se sumó al proyecto y participó en la elaboración de sus seis reivindicaciones (Corriente y Montero, 2011 p. 316):
  1. Restitución a Muhammad Ali de su título de campeón del mundo de los pesos pesados de boxeo.
  2. Dimisión del miembro del COI Avery Rundage, por racista y antisemita.
  3. Que el New York Athletic Club aceptase socios negros y judíos.
  4. Que el Comité Olímpico estadounidense admitiera a un negro más como entrenador de atletismo.
  5. Que ingresara un miembro de raza negra en dicho comité.
  6. Que los Estados Unidos dejasen de tomar parte en competiciones en Sudáfrica y Rodesia.
 
Tommie Smit y, John Carlos haciendo el saludo del Black Power en el podio del Estadio Olímpico Universitario de Ciudad de México.

En su libro, Corriente y Montero (p. 139-140) hablan de multitud de iniciativas obreras en Alemania para contrarrestar el movimiento de los gimnastas burgueses, jóvenes universitarios. A pesar de que Bismarck las prohibió durante unos años, en 1897 se crearon la Asociación Obrera de Deportes Acuáticos y la Asociación de Natación de Trabajadores, y en 1906 la Liga Atlética de Trabajadores de Alemania. Influida por esta corriente deportiva alemana, en Bohemia (parte de la actual República Checa) nació el llamado movimiento deportivo Sokol (halcón), que llegó a tener mil trescientas escuelas y cuyos gimnastas contribuyeron decisivamente a la fundación de la República Checa.
En el libro Remando como un solo hombre (Daniel James Brown, Nórdica- Capitán Swing, 2015) se cuenta la historia del equipo de remo estadounidense ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, con Hitler en el poder. Se trataba de un equipo atípico en la época, pues estaba compuesto principalmente por trabajadores, no por chicos de clases altas. En las mismas olimpiadas compitió Jesse Owens, el atleta negro que humilló a Hitler obteniendo cuatro medallas de oro (la reciente película El héroe de Berlín trata del caso).


En las últimas décadas del siglo XIX, los judíos, perseguidos en toda Europa durante siglos, en Europa central consideraron su admisión en las fraternidades atléticas como una de las piedras de toque de su asimilación social (Corriente y Montero, p. 141).
Una historia curiosa es la de las artes marciales, que, a pesar de su mala fama (con frecuencia, ganada a pulso, aunque hay mucha diversidad y son muy diferentes, en cuanto a agresividad, artes como el aikido o el judo, al kick-boxing o al muay-thai, por ejemplo). Se cuenta que el karate (“camino de la mano vacía”) nació en la isla de Okinawa como necesidad de defensa de sus habitantes ante sucesivas prohibiciones de llevar armas por parte de invasores. También nacieron así diversas armas que provenían de adaptaciones que los campesinos hicieron de útiles de labranza. En Brasil, la capoeira, otro arte marcial, parece que surgió como una danza que en realidad disimulaba el hecho de que los esclavos se estaban entrenando para pelear. En su libro, Corriente y Montero (p. 149) mencionan el caso de diversas escuelas de kung fu ganadas para la causa anticolonial en China, y que tuvieron un papel activo en la rebelión de los bóxers de 1900, vertebrada por la sociedad secreta Yi Ho Tuan (Sociedad de los Puños de la Justa Armonía).
De manera que vemos que el deporte puede jugar un papel emancipatorio, tanto para el individuo como para colectivos, e incluso pueblos o países. El caso de Nelson Mandela y su increíble inteligencia para utilizar el rugby como un elemento unificador entre blancos y negros después de la caída del régimen del apartheid, es incluso conmovedor. Como conmovedoras son miles de anécdotas que han protagonizado deportistas con una enorme capacidad de superación (Johnny Weismuller, campeón olímpico después de padecer poliomielitis a los nueve años y de que el médico le recomendara practicar natación para superar el debilitamiento de las piernas), gestos de nobleza, asombrosa capacidad de sacrificio y hazañas heroicas.

Referencias
  • Colussi, Marcelo. Fórmula 1, ¿deporte? Rebelión, 24 de marzo de 2016 [disponible en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=210327 ]
  • Corriente, Federico y Montero, Jorge. Citius, altius, fortius: el libro negro del deporte. Logroño, Pepitas de Calabaza, 2011.
  • González Aja, Teresa. De la violence au sport – Du sport à la violence. International Review on Sport & Violence, nº 1, 2008, pp. 93-117
  • González Aja, Teresa. Sport y autoritarismos: la utilización del deporte por el comunismo y el fascismo. Madrid, Alianza, 2002.
  • Perelman, Marc. La barbarie deportiva: crítica de una plaga mundial. Barcelona, ed. Virus, 2014 (or.: 2012)
  • Viuda-Serrano, Alejandro y González Aja, Teresa. Héroes de papel: el deporte y la prensa como herramientas de propaganda política del fascismo y el franquismo. Una perspectiva histórica comparada. Historia y comunicación social, vol. 1, 2012, pp. 41-68
Fuente: http://www.cronicapopular.es/2016/06/miseria-y-grandeza-del-deporte/
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.