domingo, 24 de mayo de 2015

La cura del VIH/SIDA

HABRÍAN HALLADO LA CURA DEL VIH/SIDA GRACIAS AL VENENO DE ABEJAS

Trabajo de abeja

Usando una toxina que se encuentra en el veneno de las abejas, investigadores de la Universidad de Washington lograron destruir el virus.


Desde su descubrimiento, en 1981, el Sida mató a más de 30 millones de personas alrededor del mundo. Además, se calcula que otras 33.4 millones se encuentran infectadas hoy en día. Aunque se encuentra parcialmente controlado y contenido, otorgando a los pacientes infectados una vida relativamente normal, el miedo persiste. Pero podrían estar muy cerca de la cura definitiva.

Investigadores de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, descubrieron que existe un veneno capaz de matar el VIH, causante del Sida. En este sentido, se cree que se podría desarrollar un gel vaginal para prevenir la propagación del VIH, y un tratamiento vía intravenosa para ayudar a las personas infectadas.

La investigación, que fue recogida por The Huffington Post, explica que el veneno que se encuentra en las abejas contiene una toxina llamada "melitina". Según se comprobó, esta toxina puede realizar agujeros en la envoltura protectora que rodea al VI. Además de acabar con el virus, los científicos descubrieron que la melitina cargada en nanopartículas también puede ser eficaz a la hora de atacar células tumorales.

Se añadió una protección sobre la superficie de las nanopartículas, lo que consigue que cuando entran en contacto con células normales, las partículas simplemente reboten. Pero cuando encuentran el virus destruyen su capa protectora y lo eliminan. Diferencia sustancial.
Aunque la mayoría de los medicamentos contra el VIH inhiben la capacidad del virus para replicarse, no hacen nada para detener la infección inicial. De esta forma, sucede que algunas cepas del virus acaban encontrando formas de evitar los medicamentos e igualmente reproducirse.

La medicina moderna permite a los infectados llevar una vida relativamente normal. Sin embargo, dependen permanentemente de los medicamentos para ello. Así, gastan enormes cantidades de dinero
Sin embargo, aún no se ha confirmado que un posible tratamiento pudiese resultar efectivo. Uno de los líderes de la investigación advirtió que aunque el resultado fue exitoso, no equivale a una vacuna preventiva. "Crear conciencia acerca del sexo desprotegido y el compartir de agujas permanece de suma importancia para combatir el SIDA", agregó el científico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario